domingo, 29 de septiembre de 2019

Los 7 mejores alimentos que ayudan a evitar estrías en el embarazo


Además de contar con varios beneficios para la madre y el bebé, el melón está indicado para las mujeres embarazadas que quieren librarse de las estrías por ayudar a mejorar la hidratación de la piel.

Tratar con estrías es una molestia muy grande para la mayoría de las mujeres - tanto que, una vez que aparecen esos pequeños arañazos, muchas empiezan a recurrir a procedimientos estéticos para deshacerse del problema. Pero durante el embarazo, con el aumento de peso y todos los cambios hormonales que acompañan al período, resulta aún más difícil escapar de esas marcas. Incluso del 70% al 90% de las mujeres embarazadas se ocupan de ellas en diferentes partes del cuerpo, principalmente en la región abdominal.

Sin embargo, la situación no está totalmente perdida: algunos alimentos pueden funcionar como verdaderos aliados para evitar que las estrías aparezcan durante los nueve meses de gestación o incluso después de ese período. El secreto es concentrarse en aquellos que son ricos en vitaminas y zinc o que ayudan a aumentar la hidratación del cuerpo. Conoce, a continuación, cuáles son los mejores para añadir en tu dieta:

1. La naranja es rica en vitamina C que ayuda a la síntesis del colágeno

Por ser rica en vitamina C, la naranja es una de las frutas indispensables en la dieta de las mujeres embarazadas que quieren mantenerse lejos de las estrías. Esto se debe a que el nutriente es un aliado importante en la síntesis del colágeno, la proteína responsable de dar estructura, firmeza y mejorar la elasticidad de la piel. Además, también tiene la ventaja de actuar en el sistema inmunológico - lo que ayuda a eliminar los riesgos de gripe y resfriados en las futuras mamás - y de aumentar la hidratación del cuerpo por tener el 90% de su composición formada por agua.

2. Las papas cuentan con vitamina A

Participa en la formación de nuevas células en la piel
Fuente de carbohidratos, sales minerales y hierro, las papas son parte de la lista de alimentos que toda embarazada debe apostar para recibir los nutrientes que necesita para que ella y el bebé estén fuertes y sanos. ¿Pero sabías que, además de esas ventajas, la papa también ayuda a evitar el riesgo de estrías? Lo que justifica este beneficio es la presencia de vitamina A, que ayuda a evitar las indeseables rayas en el cuerpo por participar en la formación de nuevas células en la piel.

3. La zanahoria es buena para la piel

Supongo que has oído que comer zanahoria es bueno para la piel, ¿no? Entonces no te sorprenderá saber que está en la lista de alimentos para prevenir estrías. Porque, al igual que las papas, la zanahoria ayuda en la formación de nuevas células por tener la vitamina A en su composición. Así mismo, vitamina C-que, como ya se ha dicho, ayuda en la síntesis del colágeno - también está entre sus principales nutrientes.

Por si fuera poco, la zanahoria también tiene la ventaja de ser rica en calcio, mineral esencial para la formación de los huesos del bebé.

4. Los tomates son ricos antioxidantes, lo que ayuda a dejar la piel libre de marcas

El tomate también está indicado para la dieta de los que quieren mantenerse alejados de las estrías. Tiene beneficios para la piel por tener las vitaminas A y C y la acción antioxidante de la vitamina E que ayuda a mantener la dermis bonita y libre de marcas. Para ser alérgico a la fruta, hay otros medios de consumir esta última vitamina. Puedes apostar, por ejemplo, en el aguacate, el trigo o la avena para hacer la sustitución.

5. El melón hidrata el cuerpo

Además de apostar por alimentos que tengan nutrientes que hagan bien para la piel, también es muy importante consumir los que ayudan a hidratar el cuerpo. Eso es porque manteniendo la hidratación al día, también puedes reducir las probabilidades de que aparezcan estrías.

El melón es una buena opción para este caso, ya que, al igual que la naranja, está compuesto en un 90% por agua. Otro buen motivo para que las mujeres embarazadas lo consuman es la presencia de ácido fólico en los alimentos, ya que este nutriente contribuye al crecimiento y al desarrollo del bebé.

6. El plátano es rico en zinc, que participa de la formación del colágeno

El plátano también está indicado para la dieta porque tiene vitamina B6 en su composición, nutriente importante para el desarrollo del bebé y para la salud emocional de la madre en el parto, ya que ayuda a combatir la depresión. Pero, además de ese beneficio, también ayuda a reducir el riesgo de estrías por contar con la acción del zinc. Es que, al igual que la vitamina C, este mineral también es bueno para la piel por participar en la formación del colágeno.

7. Los frijoles dan firmeza y elasticidad para la piel

Rico en hierro y otros nutrientes indispensables para la salud de la gestante y del bebé - como proteínas, magnesio, carbohidratos y fibras, por ejemplo -, el frijol también forma parte del grupo de alimentos que puede reducir las posibilidades de aparición de las desagradables estrías. El motivo es una vez más la presencia del zinc, que actúa en la síntesis de la proteína que da estructura, firmeza y elasticidad para la piel.

sábado, 28 de septiembre de 2019

Relacionan televisión con riesgos de EVC


Dado que una primera menstruación temprana es un conocido factor de riesgo de cáncer de mama, los investigadores recomiendan que las chicas jóvenes hagan más ejercicio del que están haciendo. "Participar en actividades físicas desde una edad temprana, podría significar tener menos riesgo de padecer cáncer, incluyendo cáncer de mama", explica Amy Trentham-Dietz, científica asociada del Evento Vascular Cerebral. "Y no es el único beneficio del ejercicio. Un inicio temprano ayuda a tener a menos diabetes y enfermedades cardiacas".

Con el fin de explorar el vínculo que existe entre dieta, ejercicio y aparición de la menstruación, Trentham-Dietz pidió a 62 padres y chicas de sexto año de un distrito escolar de Wisconsin que llenaran cuestionarios en torno a la dieta de las chicas, su actividad física y su menstruación."

Algunos estudios han sido llevados a cabo en Estados Unidos y Canadá, pero pocos de ellos recogieron este tipo de datos completos", explica Trentham-Dietz.Trentham-Dietz y sus colegas preguntaron a las chicas cuánto tiempo dedicaban cada semana a hacer ejercicio así como qué alimentos consumían."

Les preguntamos con qué frecuencia consumían 145 tipos distintos de alimentos y bebidas", explica. "También pedimos a la enfermera del distrito escolar que midiera su estatura y su peso y recogimos muestras de saliva con el fin de medir sus niveles de hormonas". También preguntaron si las chicas habían empezado a menstruar.'

Cuando aparece la primer menstruación según la televisión?


Las clases de educación física en la escuela no fueron tomadas en cuenta en el total de horas de actividad física 'dado que es bien conocido que la actividad física en la clase de educación física es o muy breve o no tan enérgica', explica.

Los investigadores indicaron que no habían encontrado relación entre la dieta y la situación menstrual. Presentaron sus hallazgos durante la junta anual de la Sociedad de Investigación Epidemiológica de Seattle hace un par de semanas.

El mecanismo preciso que vincula la actividad física mínima con las reglas precoces sigue siendo un enigma.

Pero, como lo sospechamos, las chicas que hacían menos ejercicio pesaban más', explica Trentham-Dietz. 'Existe una teoría de acuerdo con la cual una chica tiene que alcanzar cierto tamaño corporal para que inicie la menstruación, pero tal vez sea más complicado que eso'.

Nunca es demasiado temprano para empezar a escoger un estilo de vida saludable y reducir el riesgo de cáncer', explica Polk. “Eso incluye la dieta, incluye la actividad física, incluye el hecho de no fumar e incluye definitivamente la administración del peso”.

Los tipos de decisiones que vemos durante la infancia pueden ser frecuentemente las decisiones que tomemos más tarde en la vida', explica. 'Lo que sí sabemos es que los cambios de estilo de vida a largo plazo pueden sin duda proteger contra todos tipos de cáncer'.