miércoles, 20 de febrero de 2019

Deportes acuáticos


Los deportes acuáticos son unos de los deportes favoritos tanto de grandes como de chicos alrededor del mundo. Suelen relacionarse con el sol y la diversión, y es que ciertamente resultan muy relajantes y entretenidos.

Existen diferentes tipos de deportes acuáticos que bien pueden practicarse de forma individual o en equipo en espacios naturales o artificiales.

Algunos de ellos pueden estar dentro de la categoría de deportes extremos por lo que deben tomarse las medidas de seguridad necesarias para practicarlos así como contar con el debido entrenamiento.

Por otra parte, muchos de los deportes acuáticos permiten ejercitar prácticamente todo el cuerpo al mismo tiempo, lo que evidentemente tiene muchas ventajas.

Natación

Es quizás el deporte acuático más practicado de forma no profesional. Aprender a nadar es una excelente actividad para los niños además de ser algo necesario para su seguridad.

Se considera uno de los ejercicios físicos más completos ya que permite trabajar varias zonas del cuerpo. Tonifica los músculos, favorece el sistema cardiovascular, aumenta la resistencia y además tiene un efecto altamente relajante.

Waterpolo

Se practica en piscina y en equipo. Es muy similar al futbol, se enfrentan dos equipos que para ganar deben anotar más goles que su oponente. Los equipos están conformados por seis integrantes.
Este deporte es bastante exigente, requiere de fuerza y resistencia.

Surf

El surf es conocido por la mayoría de las personas aunque nunca lo hayan practicado. Su imagen está asociada con la diversión y la juventud. Se trata de deslizarse sobre las olas del mar en una tabla permaneciendo de pie. Se necesita de mucha habilidad, práctica y equilibrio para conseguirlo.

Se puede practicar tanto de forma profesional como amateur. Se recomienda contar con la ayuda de instructores en el área cuando se está aprendiendo y hacerlo en playas de oleaje medio para evitar posibles accidentes.

Remo

Para esta actividad es necesaria tener mucha concentración y fuerza muscular ya que consiste en impulsar una pequeña embarcación remando, dándole la espalda al punto de llegada, es decir, sin ver hacia donde se está avanzando. Se puede practicar de forma individual o en equipo. Cuando se practica en equipo se requiere un alto grado de coordinación entre los miembros.

Esquí acuático

Este deporte es el resultado de la combinación de otros dos: el surf y el esquí. Consiste en deslizarse sobre una tabla a altas velocidades impulsado por lanchas motoras.

Al igual que muchas otras actividades acuáticas suele practicarse tanto por entretenimiento como para competencias a nivel profesional.

Como es fácil de suponer se necesita equilibrio, buenos reflejos y entrenamiento para realizar esta actividad.

Moto náutica

Para los amantes de las motos y el mar es la actividad perfecta. Está considerada como un deporte extremo debido a las altas velocidades que se desarrollan y al riesgo que esto implica. Las competencias se realizan en una especie de pista creada con boyas. Dependiendo del tipo de competencia la zona puede no estar delimitada.

Hay muchas personas que utilizan las motos náuticas solo a manera de diversión sin desarrollar las altas velocidades que se alcanzan en las competencias, por lo que la actividad resulta mucho menos riesgosa.