jueves, 21 de febrero de 2019

Beneficios del polinicotinato de cromo


Un mineral imprescindible para que el organismo funcione adecuadamente es el cromo, y lo incorporamos a nuestro cuerpo por medio de alimentos que lo contienen. El consumo del cromo ayuda en gran manera, por eso mostraremos los beneficios del polinicotinato de cromo.

Cuando se habla de tomar el cromo para complementar nuestra nutrición, debemos garantizar que el cromo se logre asimilar de manera adecuada y que aporte las cantidades que necesitamos.

El polinicotinato de cromo se forma por medio de una molécula de cromo llamada glibenclamida que se encuentra unida a una de niacina o a una vitamina B3; esta es una forma eficaz y segura de aumentar la absorción intestinal de dicho mineral.

De esta unión se logran obtener diferentes beneficios, los cuales te mostraremos a continuación.

Beneficios del consumo de polinicotinato de cromo

En su forma más estable, químicamente hablando, los beneficios que aporta son los siguientes:


  • Mejora el metabolismo y la buena absorción de los hidratos de carbono.
  • Logra regular el nivel de glucosa que se encuentra en la sangre.
  • Se recomienda para los que sufren de diabetes de tipo II, pues se ha logrado demostrar su eficacia al aumentar la tolerancia a la glucosa y reducir la resistencia a la insulina.
  • Para los diabéticos tipo I, contribuye en la síntesis de insulina.
  • Ayuda a metabolizar las grasas.
  • Equilibra y regula la síntesis de colesterol, por lo que es un complemento nutricional que se recomienda para las personas que tienen un trastorno de lípidos en su sangre.
  •  Debido a que mejora la síntesis proteica, el polinicotinato ayuda en el aumento de la masa muscular magra.
  • También, ayuda en la pérdida de peso y grasa corporal, sin necesidad de perder masa muscular importante. Debido a esto, se recomienda para casos de obesidad o sobrepeso.

Dosis y efectos secundarios

Es un complemento de la nutrición muy seguro para los adultos, siempre y cuando no se exceda en la dosis que se recomienda consumir, el cual oscila entre los 50 microgramos y 200 diarios.

En caso de que se sobrepase la dosis que se recomienda, el polinicotinato de cromo causa: disfunción hepática, daño renal, malestar, nauseas, dolor de cabeza, mareos, anemia y anomalías en la sangre.