jueves, 21 de febrero de 2019

7 consejos para sobrevivir al estrés de la rutina


No importa el ritmo o estilo de vida que poseas, de una u otra forma caemos en actividades rutinarias. Esto no necesariamente es malo, sin embargo, a veces pasamos por situaciones que simplemente nos sacan de quicio y esto afecta negativamente a nuestra salud.

Si sueles tener malos días sigue leyendo, encontrarás 10 maneras para sobrellevarlos y por lo menos ya no serán tan malos.

1.- Organiza y planifica


Esto puede parecer molesto para muchos (especialmente si eres algo flojo) pero si recapitulamos, el desorden es en la mayoría de los casos, el origen de “perder la cabeza”.
Supongamos que tu jefe empieza a meter presión y te asigna una tarea, pero no encuentras en tu escritorio o computador algo esencial para llevarla a cabo. Empezarás a estresarte más por la búsqueda de alguna herramienta que por la tarea en sí.

2.- Acepta los errores


Nuestro objetivo es cumplir las actividades de la mejor manera posible, si, pero a veces nos olvidamos que no siempre podremos, cometemos errores y eso siempre será así. Algunas personas no los aceptan y en lugar de aprender de ellos, quedan atrapados. Acepta lo que hiciste bien y lo que hiciste mal, aprende y continúa con tu día.

3.- Tu pasión es tu aliada


Todos tenemos algo que nos apasione; la música, el arte, cine, literatura, siempre habrá algo que disfrutemos. ¡Aprovéchalo! Descarga el estrés en todas esas cosas que disfrutas hacer. ¿Estás en el trabajo o universidad y no puedes escuchar música? Imagínala, tarareala y usa tus manos como batería para seguir el ritmo de la canción. Disfruta sin miedo.

4.- Duerme bien


Esto no es sorpresa ni información nueva, pero aún así lo pasamos por alto. Es importante dormir bien para reponer energía de tal modo que al día siguiente no parezcas un zombie. Evita desvelarte hasta muy tarde por estar en redes sociales o viendo series (está perdonado si es Game of Trhones).

5.- Mantente saludable


Esto también podría parecer obvio, pero al igual que el punto anterior, solemos ignorarlo. Si no cuidamos nuestro cuerpo, nuestra mente también se verá afectada, y esto nos hará más propensos a sufrir de estrés. Una buena alimentación acompañada de ejercicio te mantendrá en condiciones aptas para enfrentar el día a día.
Nota: No es necesario volverse fitness. 1 hora de ejercicio al día es más que suficiente e igual puedes disgustar esas hamburguesas que te encantan.

6.- Los amigos nunca se separan


Sonará fuera del contexto, pero no. Estar rodeado de tus amigos, o en su defecto, compañeros, te ayudan a aliviar la carga que podrías llevar acumulada. Estar con ellos en la hora del almuerzo o descanso te ayudará a sentirte más tranquilo y relajado para continuar con tus actividades. Todo es más divertido con personas que comparten tus intereses.

7.- Disfruta cada día


Es el más importante de todos. Disfruta cada momento, aprecia las pequeñas cosas, por más irrelevantes que te parezcan. Piensa positivo, imagina tu historia y sé el protagonista. Aprovecha cada oportunidad que se te presente y atrevete a realizar nuevas cosas. Experimenta, aprende, evoluciona.